Seguidores

martes, 30 de septiembre de 2014

Cuando la dama de la noche merodea sigilosamente nuestro andar, sentimos su gélida respiracion en el cuello se hace palpable el cálido abrazo de la irreverente muerte.

Algunas noches podemos sentir como camina hacia nosotros esa presencia fría, imponente, lejana y al mismo tiempo cercana amiga. que nos ha acompañado desde el día en que abrimos los ojos por primera vez, saludando la vida entre lagrimas y desconcierto. esa compañera segura que traemos tatuada en el alma  sin saberlo, y a pesar de ignorarla por mucho tiempo, un día se hace presente con fuerza brutal. dejándonos sin aliento, llevándose nuestras ganas de vivir, de soñar. de esperar el mañana con anhelo, la dama de la noche llega por detrás sin sospechar-lo y manifiesta su señorío al posar su manto lentamente sobre su escogido, como lo aria una amante en su lecho, apretando en sus garras al ser que amamos y ante nuestros ojos con impotencia certera lo vemos  morir lentamente. 
Si alguien me hubiese dicho el viernes; que hoy estaría sintiendo que el mundo cae a pedazos sobre mi, como cae el agua en trémula lucha al descender por la empinada, con soberbia le hubiese lanzado una carcajada al destino, retando a la muerte sin respeto. creyendo con cínico descabello ser dueña del mundo. mas hoy veo morir lentamente al hombre que me tomo en sus brazos dándome la bienvenida al mundo cuando yo aun era una bebe de horas de nacida, que en mis primeros años me mostró el cielo asegurándome que allá en lo alto existía algo maravilloso que nos protegía, que me enseño a caminar de su mano, que en mi adolescencia perdono mis faltas y en mi madures me siguió amando como el primer en que nuestras miradas se encontraron. 
Hoy la vida me suelta una bofetón y la dama de la noche me recuerda que lo único seguro es su compañía. la misteriosa muerte ronda al hombre de mirada serena,vos apacible y andar seguro.  que amo y amare por siempre mi señor abuelo, mas que mi abuelo mi padre, mi amigo, mi confidente; esta perdiendo la batalla contra la diabetes y con cada segundo que pasa el camina un poco mas al descanso eterno, y con cada segundo que pasa mi mundo se rompe un poco mas. con cada segundo que día devora el se pierde un poco mas en la senda del no regreso, con cada segundo que la vida devora mi alma se comprime un poco mas.
Y por irónico que parezca es la crónica de una muerte anunciada. que nos persigue desde hace ya mas de tres años, llegando a su trágico final en unos días mas. mi abuelito se esta muriendo y mis ganas de vivir han empacado las maletas para mudarse a otro lugar. 
les comparto esta entregada entre lagrimas y reproches con la vida, pidiéndoles sus oraciones para mi abuelito en estos sus últimos días y su comprensión por mi forzosa ausencia. 



23 comentarios:

  1. Carmen cuánto siento que tu abuelito esté en esta situación. No se que decirte porque en estos momentos por los que estás pasando las palabras sobran, solo quiero que sepas que aquí tiene una amiga que siente mucho tu dolor y te mando mucho ánimo para que puedas continuar hacia adelante. Un besote enorme queridísima amiga. TQM

    ResponderEliminar
  2. Mucho ánimo y muchos besos.
    De verdad que lo siento mucho.

    ResponderEliminar
  3. En estos momentos te envío Carmen un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  4. hola amiguita, pero que triste encontrarme con esta noticia, fuerza amiga, recuerda los lindos momentos, demos gracias a la vida que lo pudiste disfrutar, ya nuestro señor lo llama y desde hay tendrás un ángel que te cuide. muchos besos y abrazos, encuentra consuelo en Dios. Recuerda que en la distancia tienes amigas que te quieren, oraremos por tu abuelito.

    ResponderEliminar
  5. Carmen, siento mucho el dolor que estaras viviendo, mucho animo!!!
    un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  6. Hola amiga!
    Mucha fortaleza!
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué suerte has tenido! míralo desde ésta óptica, que n hubiera dado yo por tener no sólo a mi abuelo sin a mi madre y a mi padre que me dejaron muy joven, mira piensa que suerte habéis tenido los dos, os habéis amado y comprendido que todavía es más difícil, y siempre llevaras contigo esos maravillosos recuerdos , esos no te los puede quitar nadie, así que amiga, un abrazo muy fuerte y que el tiempo te de pronto consuelo.

    ResponderEliminar
  8. Mucho ánimo y un fuerte abrazo, para este mal momento, que por desgracia nos toca vivir alguna vez en la vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Carmen, siento este trance por el que estás pasando. Sólo puedo decirte que tengas fe, que recuerdes los buenos momentos pasados con él y que la vida aunque él no esté físicamente continúa. Él seguirá a tu lado. Su alma nunca morirá y siempre estará cuidando de sus seres queridos. Observa porque su presencia la sentirás en muchos lugares y en muchos momentos del día a día. Soñarás con él y te hablará en sueños. Te dirá que está bien, que tranquila. Reza por él. La oración te dará fuerzas. Ten fe.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  10. El amor que sientes por tu abuelo nos ha quedado bien patente leyendo las dulces y sensibles palabras que le dedicas. Es una lucha que todos tenemos perdida desde que nacemos, no podemos hacer nada ... solamente acompañarte en estos tristes momentos.
    Un beso y sé tan fuerte como puedas.

    ResponderEliminar
  11. Siento mucho esta trágica situación y como bien dice Maritza yo tampoco se que decir en estos momentos solo que tengas fuerza para seguir caminando sin el y aqui me tienes por si puedo ayudarte en la distancia.
    Animo guapa

    ResponderEliminar
  12. Me has emocionado con tu relato..es verdad que "ella" es nuestra permanente compañía desde que abrimos los ojos al mundo...nacer, morir...son dos momentos en el fondo mas semejantes de lo que queremos creer..es indudable e inevitable la pena por la perdida..pero es un paso que todos hemos de dar para crecer.....desde aqui me gustaría acompañarte en lo que tu me permitas...Un abrazo muy fuerte...
    Ah...he leído hace muy poco el libro "La rueda de la vida" de la doctora Elisabeth Kübler -Ross, experta en este tema, te lo aconsejo, seguro que en estos momentos te ayudaria...

    ResponderEliminar
  13. Mucho animo y mucha fuerza, sabemos que en estos momentos no hay palabras para consolar, pero aqui nos tienes para acompañarte.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  14. Querida amiga Carmen, te envio un fuerte abrazo, y lamento muchisimo que estes pasando por estos momentos tan dificiles ♥

    ResponderEliminar
  15. Hola Carmen ,siento mucho ,que el abuelito esté tan mal ,unos momentos dolorosos por los que estáis pasando , mucha fuerza y ánimo para todos ,besos amiga ,con mucho cariño Montse.

    ResponderEliminar
  16. Siento muchoooooooooooooooooo mi amiga .Mucha fuerza y te mando un fuerte abrazo con mucho carino.

    ResponderEliminar
  17. Hola Carmen siento mucho lo de tu abuelo, estaré orando por el, mucho ánimo!!!
    Gracias por acompañarme en el Intercambio de Navidad!!!
    Ya queda menos!!! no te olvides publicar en tu blog el logo del inter y de exponer los regalos entre el 26 y 31 de octubre para activar tu participación.
    Feliz semana!!
    Besotessssssssss

    ResponderEliminar
  18. Carmen, un fuerte abrazo y mucho ánimo.. Besoss

    ResponderEliminar
  19. Mucha fuerza , para superar estos difíciles momentos!! Cariños .Mariana

    ResponderEliminar
  20. Hola querida Carmen: le pido a Dios te de fortaleza para superar este momento, guarda en tu corazón todos esos recuerdos lindos que viviste con tu abuelo, y que sean para ti la fuerza para seguir adelante, honrando su recuerdo, son heridas que nunca sanan pero el tiempo ayuda a sentirlas menos, recibe todo mi cariño y mucho animo.

    ResponderEliminar